Sofá Cama


Este tipo de sofá cama tiene en su interior un colchón (normalmente algo estrecho) que puede desplegarse y así permitir que nos tumbemos sobre el mismo para dormir. También existen los que símplemente abaten el respaldo para duplicar la superficie y así convertirse en una cama.

Debes tener en cuenta que no suelen ser la mejor opción para dormir a diario. Salvo contadas excepciones tienes que pensar en los sofás cama, como una opción de “emergencia” más que tener en nuestra casa.

Existen incontables tipos de sofá cama, y las características de los mismos pueden ser de lo más diversas. La existencia de arcones de almacenamiento en los diferentes espacios que permite el sofá cama.

Sofás Cama para Niños

Suelen ser la opción idónea para aprovechar el escaso (normalmente) espacio de las viviendas, y especialmente del cuarto de los más pequeños. En la habitación de los niños sirven como mueble de descanso principal (para leer o jugar), pero en un momento dado, permiten alojar a algún amigo del niño. Incluso, llegado el caso puede valernos para acompañar al pequeño si está enfermo por ejemplo, aunque hay que tener en cuenta que su longitud (al ser sofás cama para niños) suele ser menor que los sofá cama estándar.

Sofá Cama Barato

Antiguamente los sofás cama pecaban de tener un precio desorbitado. Eso ha cambiado en los últimos tiempos, permitiéndonos comprar modelos de una calidad más que aceptable a un precio económico.